Un clima y un suelo privilegiados hacen que la fruta argentina sea un producto líder a nivel mundial.  Una alimentación saludable y variada no está completa si no incluye el consumo regular de fruta fresca.