De cultivos en la provincia de Catamarca y La Rioja, se obtiene aceites de máxima calidad. Saludables desde su cosecha, los aceites de oliva extra virgen son reconocidos en el mundo.